Buscar
  • Tanya

“Llévele, llévele…” publicidad digital. por: Claudia R Gracia

Hasta hace algunos años, la mejor (quizá la única) forma de enterarse de los principales hechos de trascendencia nacional e internacional era consultando los medios tradicionales como la radio, la televisión o la prensa escrita. Actualmente, esta ecuación ha tenido unos ligeros cambios. Los medios tradicionales no han dejado de ser importantes, sin embargo, las redes los han atacado más rápido que la misma pandemia.

Es increíble cómo se multiplica la interacción con las personas a través de las redes, cómo compartes intereses, pasiones, consejos. Cómo nos volvemos críticos de cine, de deportes, políticos, antropólogos, sociólogos y todas las profesiones del mundo.

Nos llegan ánimos de personas que están a miles de kilómetros de distancia y eso “recarga pilas” de alguna forma. De muchas maneras, las redes sociales son una excelente herramienta y LO ESTAMOS VIVIENDO en su máximo esplendor. Cada cambio, cada plataforma nueva, nosotros marchamos a la par con ellas. Incluso nos despedimos de las que se van (te extraño, MySpace).

Los grandes medios de comunicación tradicionales han visto como una necesidad incursionar en el mundo digital y las marcas aún más. Estas han aprendido a adaptarse para estar crear estrategias y no dejar morir sus negocios. Nosotros ya ni buscamos la compra en la tienda, la tienda llega a nuestros ojos a través de anuncios de publicidad en redes. Vender, vender, vender.

Y eso lo escucho todos los días desde hace algunos años. Yo, Claudia, estudié Comunicación y Medios Digital y mi vida profesional siempre se ha envuelto en KPI’s, redes sociales, paid media y muchos otros términos marketeros digitales. Al día de hoy he pasado por medios como Cultura Colectiva, Grupo MMK y Condé Nast vendiéndole a esas marcas publicidad digital. Ha sido un retazo.

¿Cómo convencer a una marca que tu medio es el mejor y que su inversión valdrá completamente la pena de publicarse contigo? ¿Cómo hacer que lo poco o mucho que tengan, le traerá ventas con una epidemia encima?

No es fácil, pero lo que he aprendido en estos últimos meses es que un vendedor debe:

  1. Conocer perfectamente el o los productos que su medio o agencia tiene.

  2. Escuchar y entender las necesidades del cliente.

  3. Negociar y saber que esto es un ganar-ganar.

  4. Crear estrategias que ayuden al cliente a solucionar X problema.

  5. Tener dimensión ética. No prometas sin estar seguro.

Repetir hasta llegar a tu meta.

En nuestro mundo virtual vemos un sin fin de contenido respecto al COVID-19. Contamos historias, compartimos noticias, cadenas en Whatsapp, fake news (aguas ahí), pedimos comida online, el súper a domicilio, Amazon, juntas en Zoom, fiestas en Houseparty, Facetime con los amigos, películas en una plataforma de streaming y un sin fin de cosas aislantes porque todo gira alrededor de nuestra salud. Y TODO esto, a través de un aparato que no rebasa los 15 cm de altura. Te reto a que cuentes cuántas marcas te impactan durante esos momentos. ¿Muchas, cierto?

Nos espera un largo recorrido. Nosotros, los seres humanos de hoy, que nos desesperamos porque el servicio en los restaurantes no es igual de ágil como en La Casa de Toño, vamos a tener que esperar. Podrían pasar meses antes de que nuestro mundo vuelva a la normalidad, o a una nueva normalidad. Estamos experimentando algo sin precedentes: una pandemia que nos ha recordado que la conexión humana puede propagar enfermedades. Pero la conexión humana también promueve el bienestar. En este contexto se nos presenta una oportunidad para reconocer la importancia de las relaciones para nuestra salud y practicar el aprovechamiento de la tecnología para el bienestar social. Justo como lo hemos hecho hasta ahora. Nos hemos unido a través de lo digital y esa es la mejor inversión.


Claudia R. Gracia



197 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo